Nov 292014
 

Los investigadores del Grupo de Investigación HUM: 958 INGENTES Rafael Casado y Antonio Herrero, junto a Julio Suárez, han realizado la publicación del proyecto “Lo que no es vivienda en la vivienda social: propuesta sobre una regulación arquitectónica de los espacios anejos”, proyecto financiado por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

El libro recoge la vida en colectividad en los conjuntos de Vivienda de Promoción Pública. “Investigamos los espacios colectivos vividos, aquellos “que no son vivienda” presentan las huellas y transformaciones en la arquitectura. Este imaginario, de la vida real en lo colectivo, refleja las pautas de comportamiento de los usuarios y muestra el rastro del habitar; son indicadores del grado de convivencia. La vida del edificio, las costumbres y culturas, los conflictos de convivencia, además de los aciertos problemas y carencias… todo está en esas evidencias acotando temas de reflexión arquitectónica, antropológica y social”. 

“La arquitectura está conectada a lo cotidiano, la vivienda se construye con el día a día. Conforma algo parecido a un organismo que tiene la vitalidad que le prestan sus moradores. Esa vida también forma parte de la arquitectura. Un buen edificio debería ser capaz de absorber y reflejar las huellas de la vida humana, como si se construyera con ellas. Lo doméstico no constituye una realidad autónoma desconectada de la construcción de lo colectivo, sino precisamente es una de sus plataformas más eficaces. Consideramos lo común y sus posibilidades de uso como generador de la vida social comunitaria. Lo que no es vivienda en los edificios de vivienda colectiva puede semejar a los sistemas generales que nutren esos espacios y construyen sus redes afectivas. Son lugares en los que tienen cabida, además de todo lo compartido, la diferencia, el posicionamiento ideológico, la disputa, o la toma de partido en cuestiones de comunidad.

Mostramos las experiencias y los testimonios encontrados en los espacios comunitarios de los edificios colectivos de vivienda social de promoción pública, son cuestiones latentes en la experiencia de habitar esos conjuntos de viviendas. Todo eso nos hace dudar de la eficacia de ciertas actuaciones en esta materia y replantearnos, desde la arquitectura de lo común, el proyecto de la nueva vivienda, el nuevo barrio y la nueva ciudad, considerando, la sociabilidad como factor de autentica sostenibilidad. La exploración de viviendas sociales colectivas permite detectar los aciertos y errores de los proyectos realizados y apuntar las respuestas a una cuestión crucial: ¿es social la vivienda social?”

REFERENCIA:

Casado Martínez , R., Herrera Elordi, J., & Suárez Ávila, J. (2014). Lo que no es vivienda en la vivienda social: propuesta sobre regulación arquitectónica de los espacios anejos. Sevilla: Universidad de Sevilla, Secretariado de Publicaciones.

ISBN:

9788447215102 (Univ. de Sevilla)
9788480955694 (Junta de Andalucía, Consejería de Fomento y Vivienda)